Sacarle Partido a tus clases

¿Cómo sacarle partido a los estilos de aprendizaje en el aula?

Es importante comprender qué es tener un estilo para aprender. “Los estilos de aprendizaje son los rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que sirven como indicadores relativamente estables, de cómo los alumnos perciben interacciones y responden a sus ambientes de aprendizaje”. Alonso, C. 1994

Otro aspecto relevante es considerar que los Estilos de Aprendizaje son: relativamente estables, pueden ser diferentes en diversas situaciones, son susceptibles a mejorarse y que si son tomados en cuenta, hacen más efectivo el aprendizaje.

En términos profesionales, no soy partidaria de aplicar test de Estilos de Aprendizaje a los estudiantes, creo que la clave está en variar. En nuestras aulas tendremos estudiantes con distintas características. Nunca tendremos un 100% de niños que compartan el mismo estilo para aprender. Por lo tanto, es importante que en la planificación mensual se intencionen variaciones metodológicas y didácticas. De este modo nos aseguramos que todos nuestros estudiantes tengan experiencias variadas, que no solo se ajustarán a sus propios estilos, sino que potenciará en ellos otros estilos diferentes.

Para que esto sea aplicable a las aulas, les entrego las siguientes recomendaciones para aplicar a la estructura de la clase.

INICIO DE LA CLASE

El inicio de la clase es el momento de enganche, de motivación al contenido, aquí se ponen en juego las vías de ingreso a la información: visual, auditivo y kinestésico. Para facilitar esto planifique al menos un inicio semanal que salga de lo común. Realice inicios que incluyan estas vías de ingreso en forma equilibrada durante el mes.  Cambie a los estudiantes de posición, lleve un material concreto, comience con alguna adivinanza, proyecte un video, realice una dinámica de grupo, invite a otro docente o a un apoderado a realizar el inicio.

DESARROLLO DE LA CLASE

El desarrollo de la clase es cuando se entrega el contenido duro y los estudiantes deben aplicar lo que van aprendiendo. Aquí se utilizan mucho los estilos de análisis de información, algunos estudiantes tienen a ser más teóricos, necesitan comprender de dónde viene el contenido, pero otros necesitan usarlo para darle un sentido. Es en este momento donde el cerebro de cada niño organiza la información en una forma particular.

En las actividades de desarrollo procure siempre moverse entre lo teórico y lo práctico. El fundamento teórico es requerido para darle sustento a lo que se aprende, pero también debe existir una parte práctica donde el alumno pueda experimentar, ejercitar y fijar el aprendizaje ya que de esta forma tendrá un significado más profundo, no olvide incluir elementos lúdicos.

Puede trabajar con guías de aprendizaje con distintos objetivos, de motivación, de profundización etc. Varíe la forma en que se presenta la información, comience algunas veces de lo general a lo particular y haga lo opuesto en otras oportunidades. Además, procure ordenar la información de maneras diferentes, donde el alumno vaya desde el concepto a la utilidad y viceversa, con un orden secuencial y también sin un orden específico, explicar paso a paso o la idea general, expresar opiniones razonadas y también emociones e impresiones con respecto al contenido, etc.

En este momento de la clase es importante incorporar metodologías diferentes de trabajo, moverse entre el trabajo individual, en pareja, en grupo, etc. Ya que esta también es una característica de los estilos de aprendizaje. Algunos estudiantes necesitan experimentar ciertas formas de trabajo donde se sienten más cómodos y aprenden mejor.

CIERRE DE LA CLASE

Este el momento donde la aplicación se luce y debemos darle la oportunidad de que los estudiantes se luzcan en la forma que les resulta más natural de hacerlo. En el cierre de la clase se debe evaluar y sintetizar el contenido. Siempre evaluar el objetivo que se planteó al inicio de la clase.

Esto lo podemos realizar de las siguientes maneras: a través de preguntas dirigidas, co-evaluación, auto evaluación, competencia en equipos, por filas, realizar un esquema de ideas, redactar todo lo que se recuerda validando el orden en que cada estudiante lo hace, crear en conjunto un mapa mental en la pizarra con el aporte de los estudiantes y la intervención del docente quien regula y corrige si se presentan errores conceptuales. Pueden escoger cómo representar lo que aprendieron, quizás un alumno quiere verbalizarlo, otro dibujarlo, otro quizás quiera explicar qué sensaciones tuvo con cierto contenido. En ocasiones, basta con usar las mismas preguntas que uno planificó para el cierre y usarlas en una competencia por filas para el entusiasmo aparezca y la clase cierre con el ánimo de los niños por el cielo. Mientras el estudiante demuestre lo que aprendió, la vía que escoja para hacerlo siempre será válida.

Fuente: https://www.grupoeducar.cl/noticia/sacarle-partido-los-estilos-aprendizaje-aula/”

Cómo trabajar los Objetivos Transversales en la sala de clases

Los Objetivos Transversales  (hoy se conocen como los OT, es decir los Objetivos Transversales), son un espacio de trabajo muy importante en el ámbito escolar, sin embargo y a pesar de su importancia, no siempre se intencionan al interior de la sala de clases, menos en la evaluación. Cuántas veces en las reuniones de apoderados, se conversa sobre el tema de la responsabilidad estudiantil, la autonomía, el cuidado y limpieza de los distintos espacios donde habitan todas las semanas los estudiantes, el tema de los Derechos de las Personas, el cuidado del Medio ambiente y el riesgo permanente de nuestra sociedad de des-humanizar la vida humana, sin embargo, y a pesar de las discusiones, nos damos cuenta que las horas destinadas a conversar y trabajar con los alumnos, es muy poco en tiempo y en calidad.

222La Ley General de Educación los define como “Un proceso de aprendizaje permanente que abarca las distintas etapas de la vida de las personas y que tiene como finalidad alcanzar su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas. Se enmarca en el respeto y valoración de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural y de la paz, y de nuestra identidad nacional, capacitando a las personas para conducir su vida en forma plena, para convivir y participar en forma responsable, tolerante, solidaria, democrática y activa en la comunidad, y para trabajar y contribuir al desarrollo del país” (Ley General de Educación, art. 2. 2009).

Se estima que por sus características deben ser promovidos a través del conjunto de las actividades educativas durante el proceso de la Educación General Básica, sin que estén asociados de manera exclusiva con una asignatura o con un conjunto de ellas en particular.

El logro de estos Objetivos de Aprendizaje se produce a través de las diversas instancias que la vida escolar ofrece, tales como, clases, ceremonias, fiestas escolares, etc. Y deben ser promovidos en estos espacios a través de los aprendizajes de las asignaturas, los ritos y normas de la escuela, los símbolos, el ejemplo de los adultos, y las dinámicas de participación y convivencia, entre otros aspectos.

Los Objetivos Transversales establecen metas de carácter comprensivo y general para la educación escolar referidas al desarrollo personal y a la conducta moral y social de los estudiantes. Se trata de objetivos cuyo logro depende de la totalidad de elementos que conforman la experiencia escolar.

Por eso, queremos ofrecer un espacio de DIÁLOGO Y FORMACIÓN en donde podamos descubrir que hay cosas y aspectos de la vida de las personas y sociedades que deben intencionarse en la vida académica de los alumnos, no pueden quedar en manos de buenas voluntades o en opciones aisladas de algunos docentes. Los Objetivos Transversales deben ser el criterio de unidad del Curriculum escolar.

Comprensión Lectora

Habilidades de comprensión lectora: ¿Cuáles son y cómo desarrollarlas?

La comprensión lectora surge de la interacción entre un texto y un lector, quien debe contar con habilidades para construir su significado. Sin estas habilidades, el lector puede decodificar, pero no comprender lo que lee.

¿Por qué es tan difícil comprender lo que se lee? o ¿qué consecuencias trae a la persona no entender un texto? son interrogantes que surgen cada vez que los medios de comunicación informan resultados del Simce o evaluaciones internacionales de lectura. Y es que la comprensión lectora y en particular la falta de ella, es un tema que preocupa al sistema educativo chileno. En opinión de Marilú Matte, directora de la Escuela de Educación de la Universidad Finis Terrae, “el sujeto que no tiene adecuado desarrollo de la comprensión lectora, no puede procesar la información para transformarla en conocimientos perdurables y aplicables”.

Si es un proceso tan relevante ¿por qué se torna complejo alcanzar avances significativos? ¿cuáles son las habilidades que involucra? Estas son las claves que desarrollaremos en el presente artículo. ¿Cuáles son las habilidades de comprensión lectora? La comprensión de un texto “implica extraer información, inferir o interpretar aspectos que no están expresamente dichos, y evaluarlo críticamente” (Mineduc, 2012, p.36), demandando al lector su participación activa y constante. Por lo tanto, el desarrollo integrado de las habilidades mencionadas, posibilita que una persona sea capaz de comprender lo que lee. La evaluación internacional PISA agrupa estas habilidades en tres categorías: acceder y obtener, integrar e interpretar, y reflexionar y evaluar. Por su parte, el SIMCE las reúne en: localizar información, interpretar y relacionar, y reflexionar.

Definiciones y ejemplos 

Localizar información: En el desarrollo de esta habilidad, navegamos y extraemos información. Localizamos, reconocemos e identificamos datos, nombres, características, hechos, entre otros, explícitos en el texto.
Por ejemplo, en el cuento Caperucita Roja, algunas preguntas vinculadas a la habilidad de localizar son: ¿a quién va a visitar Caperucita?, ¿en qué lugar se encuentra Caperucita con el lobo?, ¿qué le dijo el lobo a Caperucita?

Interpretar e integrar: Procesamos la información para construir significados y otorgar sentido al texto. Interpretamos e integramos cada vez que establecemos similitudes y diferencias; contrastamos información; inferimos causas, consecuencias, motivaciones, entre otros aspectos. Ejemplos de preguntas asociadas a esta habilidad son: ¿por qué el lobo se disfraza de abuelita?, ¿en qué se diferencian el lobo y el cazador?, ¿de qué se trata el cuento Caperucita Roja?

Reflexionar: Implica “recurrir a conocimientos, ideas o actitudes externas al texto” (Agencia de Calidad de la Educación, 2011, p.34), fomentando nuestro pensamiento crítico y creativo. Este proceso contempla evaluar la forma y contenido del texto, expresar opiniones del mismo y aplicar la información en otros contextos, entre otros aspectos. Algunos ejemplos de preguntas son: ¿qué tipo de texto es Caperucita Roja?, ¿qué opinas de la actitud del Caperucita?, ¿qué consejos le darías al lobo?

Estrategias para la comprensión lectora

Marilú Matte recomienda que para fomentar el desarrollo de habilidades de comprensión lectora en el aula, se empleen las siguientes estrategias:

Antes de leer

Activar o desarrollar los conocimientos previos de los estudiantes: evocar sus saberes y si no los tiene, desarrollarlos, para favorecer su acercamiento significativo a la lectura.
-Predecir de qué se trata el texto: inferir la historia y el propósito del texto, considerado su contenido y forma para familiarizar al estudiante con la lectura. Se sugiere revisar títulos, subtítulos, ilustraciones, índices, entre otros.

Durante la lectura:

-Automonitorear la comprensión: invitar al estudiante a plantear y responder preguntas, corroborar predicciones y formular hipótesis acerca del texto.

Después de leer: 

-Organizar la información: distinguir ideas principales; construir organizadores gráficos, resúmenes y/o síntesis; inferir y reflexionar respecto a la lectura.

Finalmente, la académica enfatiza que aunque las habilidades son esenciales en el proceso, lo más importante es fomentar el goce lector. “Aunque parezca de perogrullo, lo más importante es desarrollar en los alumnos el gusto por la lectura, posteriormente las habilidades de decodificación que le permiten acceder a una cierta velocidad y fluidez, fundamentales para la comprensión y luego el desarrollo de estrategias específicas para la comprensión”.

Fuentes y referencias bibliográficas:

Matte, M. Comunicación personal, 30 de agosto de 2017.

Agencia de Calidad de la Educación. (2011). PISA Evaluación de las competencias lectoras para el siglo XXI. Marco de evaluación y preguntas de la prueba. Ministerio de Educación, Unidad de Currículum y Evaluación, SIMCE., Santiago.

Ministerio de Educación (2012). Bases Curriculares de Lenguaje y Comunicación. Ministerio de Educación, Santiago.